Google quiere también el dinero de las suscripciones a medios

Ejemplo de suscripción a medios a través de Google

Google alarga otro de sus tentáculos y ofrece a los usuarios la opción de suscripción a varios medios online a través de sus sistema de pagos.

Google hace ya tiempo que viene trabajando para “salvar el periodismo”. La empresa dice que ama el buen periodismo y quiere terminar con las fake news. Ahora añade otra tuerca más a su relación con los medios y ofrecerá un servicio de suscripción automático a algunos de los medios con los que mantiene acuerdos de colaboración.

En España no participa, en principio, ninguno, pero están los franceses Le Parisien y Le Figaro, el inglés The Telegraph o el New York Times de Estados Unidos, entre otros.

¿Cuál es la diferencia con la suscripción desde el medio? Google explica que para suscribirse únicamente hace falta una cuenta suya y una tarjeta bancaria. Tras realizar el pago, esa suscripción quedará vinculada a la cuenta de Google y se podrá acceder a las noticias de ese medio desde cualquier dispositivo, siempre que se inicie sesión con la cuenta.

Es decir, tendremos nuestra suscripción en todos los dispositivos que normalmente utilizamos, sin necesidad de iniciar sesión.

Añaden que al suscribirse a través de Google, el usuario se libra de engorrosos carteles de suscripción, anuncios, etc. Además, al hacer búsquedas, aparecerán primero los resultados del medio suscrito.

Periodismo de calidad con suscripción

Por ahora son pocos los medios que poseen muros de pago y son muchos más quienes trabajan su posicionamiento, con noticias a veces banales, para seguir cobrando dinero a través del sistema publicitario de Google.

¿Quién está dispuesto a pagar? Si sabemos que llegan más lejos las noticias falsas que las reales, si hasta los políticos están dispuestos a compartir información que no es cierta, ¿realmente Google puede acabar con todo esto?

Hay medios que generan información de calidad, por la que merece pagar, pero hay otros que no disponen de recursos para generar esa calidad.

¿Podría ser una encrucijada? ¿Podría Google dar prioridad a esos medios en los que hay que pagar para consumir información?

En realidad, este no solo es un paso más para apretar a los medios, sino también para controlar la información veraz. Y en este punto nos encontramos con la pregunta de siempre. ¿Es Google el demonio o la salvación? Si Google “controla” la información ¿quién controla a Google?

Para el gigante buscador es una gran oportunidad de ganar terreno a Facebook, justo en el peor momento de la red social, con la polémica por las cuentas robadas por Cambridge Analytica y su influencia en los resultados de las elecciones de Estados Unidos.

Para los usuarios es solamente un anécdota. Quien esté suscrito, quizá opte por hacerlo ahora desde Google, pero me aventuro a decir que pocos nuevos suscriptores tendrán.

Para los medios… Habrá que esperar. Necesitaríamos saber qué porcentaje de la suscripción se lleva Google y si premia de alguna manera el contenido de estos sobre los demás.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*