Factores que mejoran la relevancia web

Todos sabemos lo importante que es Google para nuestra web. Más que importante, diremos que es vital para nuestro sitio. Para muchos es la única forma de llegar a lo que buscan. No obstante, también podemos conseguir audiencia de otras formas. Sin embargo, en este caso vamos a centrarnos en los factores que nos ayudarán a mejorar la relevancia web de nuestro sitio.

Google utilizará la relevancia web de cada sitio para construir sus resultados orgánicos de búsqueda. Esa relevancia se consigue mediante la optimización de los textos y otros factores dirigidos a mejorar el diseño de la página. Los buscadores clasifican los resultados por orden de relevancia.

Google y sus robots araña

Los robots que utilizan tienen en cuenta un algoritmo propio que aporta una relevancia determinada en función del grado de coincidencia con la búsqueda del usuario. Los robots analizan el contenido visible y el no visible de una página web, desde el título de la página, pasando por la metadescripción, el contenido y los enlaces internos, mediante los que irá “paseando” por nuestro sitio hasta haberlo rastreado por completo.

Otros puntos que aportan valor a esta relevancia son la antigüedad del dominio, la dirección IP del registro, los enlaces que apuntan al sitio y que, por tanto, lo recomiendan, etc.

Los expertos coinciden en señalar los mismos factores que mejoran la relevancia web teniendo en cuenta el diseño de la página. Según el experto Fernando Maciá, la estructura de la página debe ser sencilla y el código utilizado ha de aportar a los robots de Google la información necesaria para que estos indexen la página con la importancia que merece:

– La etiqueta Title

Al comienzo del código se debe situar entre las etiquetas el título que se muestra en la barra superior de la ventana del navegador. “Un buen título es el factor más importante de una página para el cálculo de la relevancia por los buscadores. La frase que utilizamos en esta etiqueta también será la primera que aparezca en los resultados orgánicos de los buscadores”. No debe superar los 65 caracteres ya que a partir del 66 no aparece en los resultados.

– Metaetiquetas: description y keywords

A continuación del título, en el código, encontramos dos apartados que al principio se utilizaron para aportar información complementaria sobre el contenido de la página a los buscadores. Actualmente ya no tienen la importancia que entonces pero siguen funcionando ya que Google incluye el contenido de la etiqueta description como el texto descriptivo de la página en los resultados orgánicos. Yahoo! muestra entre 150 y 250 caracteres mientras que Google muestra de 100 a 150. En la etiqueta keywords se pueden incluir hasta 10 palabras clave.

– Etiquetas de jerarquía: encabezamientos

Sirven para marcar de una forma especial el texto que actúa como encabezamiento de primer nivel, segundo, etc. Utilizar estas etiquetas permite a los rastreadores identificar correctamente el texto más importante. Por ello debe utilizarse coherentemente con el texto al que acompaña.

– Imágenes

El código de las imágenes permite incluir el atributo ALT, donde podemos situar un texto que indique el contenido de la misma. Este texto permite a los robots conocer el detalle de la imagen ya que son ciegos para las imágenes.

– Texto en los enlaces internos

El anchor text es el texto que actúe como enlace, el ancla que nos llevará al siguiente sitio. Los enlace son muy importantes para Google pero el texto que se utiliza para crearlos son “enclaves fantásticos para mejorar la relevancia de la página de destino de dicho enlace”. El texto debe contener la palabra clave principal y el buscador premiará la coherencia si detecta un alto grado de coincidencia entre las palabras del enlace y las empleadas en el título de la página a la que apunta.

– URLs semántica o amigables

Son las que tratan de ser entendibles para el usuario a través de la inclusión de palabras descriptivas y relacionadas con el contenido de la página. En el posicionamiento aporta un punto más en el cálculo de la relevancia si existe coincidencia en la palabra clave incluida en la URL y en otros elementos como el title o el texto.

– Dominio con palabras clave

Este es un punto del posicionamiento muy difícil de cumplir en los medios de comunicación ya que es prácticamente imposible incluir todas las palabras clave en el dominio.

– El texto y los contenidos

Es el punto más importante del posicionamiento. Los conceptos clave deben estar referidos en el primer párrafo y repetirse de forma natural a lo largo del texto. Los expertos recomiendan unas tres veces cada 100 palabras.

Podemos dejar en “manos de Google” el trabajo SEO de nuestro sitio ocupándonos tan solo de utilizar palabras clave, o poner en marcha un plan de optimización en la que deben participar todos los miembros de la redacción. Fijar unos objetivos es primordial en el momento de establecer mejoras y un rumbo hacia el que se dirijan todos nuestros esfuerzos. Jeff Jarvis, gurú de Internet, sentencia que “si no eres indexable, no te encontrarán”. Explica que cualquiera que quiera ser encontrado en Google debe preguntarse a si mismo “¿Tengo la respuesta?” Un sitio web debe contener respuestas para cada pregunta que se pueda imaginar, “cada una en una página, que ha sido clara y sencillamente diseñada para que Google y los usuarios puedan encontrarlas y resolver sus preguntas”.

Hay que tener en cuenta que posicionar un sitio web es muy complicado. Requiere constancia y mucho interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *