La portada ya no existe

¿Sigue existiendo la portada? ¿Podemos hablar de portada en los medios online? Vayamos al contexto. Según la RAE:

RAE. Definición de portada
RAE. Definición de portada

En primer lugar debemos tener claro que los actuales medios de comunicación en Internet son una convergencia de estilos. Hasta hace muy poco era muy fácil distinguir el medio prensa, de la radio y de la televisión. En la Red, la escritura se mezcla con sonido e imagen en movimiento, y se potencia con el hipertexto. Las noticias se convierten en objetos informativos digitalizados, que adoptan la forma visual que el lector requiera.

'Goobye' portada
‘Goobye’ portada. Fuente: kiosco.net

Los medios de comunicación, continuamente ofrecen información a través de sus portales en Internet, lo que exige una actualización casi constante. En sus homónimos en papel, esa actualización no existe excepto en casos de extrema urgencia cuando se publica una versión vespertina del diario. En un diario, la necesidad de espacio se soluciona con más páginas, en televisión con más horas de programación o con más canales y en la radio también con más horas. Pero en Internet, la falta de espacio se soluciona precisamente con eso, con más espacio. La Red es ilimitada y para añadir más páginas o más horas, añadimos hipervínculos.

'Timeline' de BBC Mundo en Twitter
‘Timeline’ de BBC Mundo en Twitter

Gracias precisamente al hipertexto, la portada de los medios está más muerta que nunca. La portada, o la home, no va a provocar que el lector se pare en el kiosco para comprar el periódico. No va a atraerle. En esa home encontraremos decenas de enlaces a otras noticias, imágenes, anuncios, secciones e información de todo tipo.

Pero esos mismos enlaces podemos encontrarlos también en redes sociales, en un correo electrónico, en un agregador de noticias o puede compartirlo con nosotros algún conocido a través de mensajería instantánea. Por tanto, lo que podría ser una portada, ya no lo es. Ya no es la primera página, como dice la definición.

Así que podríamos hablar de cientos o miles de primeras páginas. Los miles de enlaces que llevan a los lectores a nuestro medio son las nuevas portadas de los medios de comunicación online. Por esto mismo, los periodistas deben conocer todas las posibilidades que disponen para titular una noticia y analizar cuál es el más indicado para cada plataforma. Al fin y al cabo, ese buen titular o la imagen que le acompañe, serán los únicos argumentos que convencerán al lector para llegar o no a la noticia.

Los ‘nuevos’ medios de comunicación

Medios-nuevosEl entorno digital ha cambiado los hábitos de consumo de las audiencias y sus formas de relacionarse con los medios. La edad media de los lectores aumenta y la población disminuye. Los jóvenes son internautas casi desde niños y crean nuevas formas de ver y de leer los medios, a la vez que se convierten en usuarios activos que dejan de ser solo receptores y pasan a ser también generadores de contenidos.

Sorteando la crisis

Desde el inicio de la crisis económica en España en 2008, algunos de estos medios se han visto obligados a despedir a parte de sus trabajadores. En todo el país se han perdido más de 11.000 puestos de periodistas. Por contra, en los primeros meses de 2014 fueron lanzados 390 nuevos medios de comunicación por periodistas desde la misma fecha. Del total, un 92% son medios digitales, mientras que solo un 7% son medios en papel o que también tienen una versión en papel además de la digital. Por otra parte, otro 7% del total son radios y televisiones online.

Según el barómetro easypress.es sobre la profesión periodística en 2013 en España, un 16% de los profesionales encuestados ha creado un nuevo medio de comunicación (gráfico 2). Del mismo informe se extrae que los medios digitales se han convertido en el principal área de actividad de los periodistas. Un 43% de los encuestados desarrolla su actividad laboral en la web, un 30% en revistas y un 24% en la prensa diaria, que pierde protagonismo frente a los nuevos perfiles vinculados a Internet.

Características de los nuevos medios

Estos nuevos medios, que apenas suman coste de edición, tienen a la publicidad como su mayor fuente de ingresos pero han buscado otras alternativas, como son las suscripciones ya sean totales o parciales, el crowfunding , el desarrollo de aplicaciones, el lanzamiento de libros electrónicos o la prestación de servicios a empresas.

Eldiario.es publica, desde su creación, las cuentas anuales en la web, ya que consideran que sus suscriptores deben conocer en qué se gastan el dinero que pagan. Tratan de ser transparentes y, su director Ignacio Escolar, no tiene inconveniente en revelar algunas de las claves que les han hecho crecer. Durante una conferencia online sobre la creación de nuevos medios dio a conocer algunas cifras de audiencia llamativas: el 50% audiencia llega de redes sociales, más de Facebook que de Twitter. Explicaba Escolar que los meses de la aparición del eldiario.es, el porcentaje proveniente de las redes sociales era todavía mayor ya que basaron su estrategia en la conversación con los usuarios incluso antes de lanzar el medio. De esta forma, explicaba que las redes sirven para convertir usuarios directos que acaban acudiendo al site al menos una vez al día.

Respecto a la plantilla, explicó que cuentan con información propia o de última hora, con un equipo de colaboradores que se paga a través de la publicidad, del mecenazgo, las cuotas de los suscriptores, la venta de servicios, merchandise y eventos offline. Hay que tener en cuenta que eldiario.es es abierto pero nació con una plataforma para que quienes quieran puedan convertirse en socios durante seis meses o un año mediante el pago de una cuota. Este servicio VIP les permite tener acceso a algunos contenidos antes que el resto de usuarios, no ver publicidad en el site, recibir promociones y descuentos y participar en encuentros fuera de la red con miembros de la redacción.

¿Qué consideramos nuevos medios?

El número sitios web autodenominados medios es tan grande que podría llevarnos a la confusión. Los profesores Jaime Alonso y Lourdes Martínez entienden que para delimitar la definición de “nuevos medios” debemos partir de sus características principales y diferenciadoras, por lo que la definición de nuevos medios estaría formada por:

• Medios digitales. Los nuevos medios son digitales en cuanto utilizan la tecnología para la difusión de sus mensajes.

• Medios interactivos. Permiten la relación y participación del usuario con el medio, con los anunciantes o con otros usuarios.

• Medios personalizados. Las herramientas interactivas dan también la oportunidad al usuario de personalizar los contenidos que le interesan.

• Medios multimedia. Poseen las capacidades técnicas para poder mezclar texto, sonido e imagen.

• Medios instantáneos. Con actualización constante. Desaparece el concepto de periodicidad, y los nuevos medios se rigen por la instantaneidad.

• Medios universales. Los nuevos medios tienen una posibilidad de distribución universal, gracias a las redes telemáticas.

• Medios innovadores. Las posibilidades técnicas proporcionan a los nuevos medios la capacidad de innovar y experimentar nuevas fórmulas narrativas, comunicativas y de presentación de mensajes.

Sin embargo, estos nuevos medios también tienen unas debilidades que deben ser tomadas en cuenta a la hora de compararlos con los tradicionales:

- Plantillas reducidas. Las redacciones están formadas por menos de diez personas, lo que podría provocar saturación de trabajo.

- Dependencia de la publicidad. Al no vender ejemplares, prácticamente todo su presupuesto está basado en los ingresos por publicidad. No todos los medios consiguen un buen número de socios que paguen una cuota mensual.

- Consolidación. La mayoría de nuevos medios tiene menos de tres años de vida.

Y, aunque este es otro tema que seguro daría lugar a otra tesis de investigación, tal como decía hace más de una década Mario López “el futuro está en manos de aquellas empresas periodísticas que crean en el periodismo, en un periodismo independiente, profesional, abierto, alejado de las presiones del poder económico e institucional, pero al mismo tiempo un periodismo bien presentado, en color, con amplios servicios y una buena dosis de material reflexivo, además de un inmejorable material informativo.”